Cuando uno comienza a planificar un viaje, sea corto o largo, son varias las cuestiones a resolver. Armar el itinerario, elegir qué hacer y cómo puede ser la parte divertida, pero tener que empezar a pensar en el cambio de monedas, la necesidad de tramitar alguna visa previa o de contratar un seguro de viaje puede no ser lo más entretenido. Pero eso también es parte del viaje.

Si no queres terminar así, mejor seguir leyendo...

Si no queres terminar así, mejor seguir leyendo…

¿Qué es?

El seguro de viaje vendría a ser una cobertura o garantía de que si llega a pasar algo durante el viaje, uno está protegido. Sobre todo si se tratan de emergencias. Pero no es sólo para enfermedades o accidentes, muchos seguros también incluyen asistencia legal o indemnización por pérdida de equipaje entre otras cosas.

¿Qué incluye?

En general la gran mayoría incluye:

– Asistencia médica en caso de enfermedad o accidente
– Medicamentos asociado a algunas de estas emergencias
– Odontología de emergencia
– Compensación por perdida o retraso de vuelos
– Asistencia ante robo o perdida documentos de viaje
– Compensación por perdida de equipaje
– Asistencia Legal
– Repatriación sanitaria o fúnebre

La asistencia al viajero cubre cuestiones relacionadas con la “emergencia”. Es decir, un control de rutina o una visita al dentista para que te blanquee los dientes no va a estar incluida.

Claro, las cirugías plásticas no entrarían...

Claro, las cirugías plásticas no entrarían…

Hay varios tipos de coberturas y distintos el planes que cubren un monto distinto por cada uno de los ítems. También influye la duración de la cobertura -hay desde 30 días hasta un año- y los destinos dónde operará. Hay coberturas especificas, cómo ser para Latinoamérica, para Estados Unidos, para Europa y otras para el mundo entero.

¿Vale la pena contratarlo?

Es cierto que es muy útil y convincente tener una buena cobertura, pero lo cierto es que no es algo barato. Muchos nos escriben preguntándonos si vale la pena o no. Es una pregunta muy personal y que tiene que ver con cada uno.

Quizá contratar un seguro pone en crisis el presupuesto pero una operación de emergencia en Singapur puede ser más cara. Pero que el no contratar un seguro de viaje no es un impedimento para viajar.

Después no digas que no te avisamos!

Después no digas que no te avisamos!

¿Es obligatorio?

Algunos países te exigen para poder ingresar tener un seguro médico. Así ocurre en el continente europeo. Para poder ingresar es necesario tener un seguro que cubra más de 30.000 euros (aunque no siempre lo piden). Incluso muchas de las famosas visas de vacaciones y trabajo (work and holidays) también lo exigen.

Un dato importante, antes de contratar un seguro te recomendemos que verifiques si tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria no tiene algún beneficio relacionado. La mayoría de las cuentas bancarias ofrecen 90 días de cobertura gratuita. Y si no, casi siempre hay beneficios de 2×1.

Por otro lado, muchas obras sociales ofrecen cobertura en países limítrofes o por periodos limitados de tiempo. Otras ofrecen un servicio de reintegro con un valor máximo.

¿Por qué si?

Nosotros siempre viajamos con cobertura. Somos de la filosofía del “más prevenir que curar”. Conocemos casos de amigos que enfermaron de Dengue en Laos, que tuvieron que ser operados de emergencia por apendicitis o que se quebraron algún hueso en alguna montaña. No queremos ser fatalistas, pero las cosas te pueden pasar. Sea en tu barrio o en la Conchinchina y si ocurre la mala suerte de que te pase, mejor estar en buenas manos.

También conocemos casos de personas que se enfermaron (incluso, quedaron embarazadas) en India sin tener cobertura. Al ser tan barata la salud allá, no valía la pena tener una cobertura en dólares.

Conclusión, es una asunto de lo más personal y muy relativo.

Homer 2

Nuestra experiencia

Llevamos dos años viajando y pocas veces nos enfermamos. Alguna infección en Varanasi, una otitis en Puri (dónde el médico nos atendió en la calle) y más de una diarrea del viajero, pero no muchos más.

Cómo no nos gusta automedicarnos ni nada parecido, siempre recurrimos al seguro médico y en menos de 12 horas tuvimos un diagnostico en mano. Muchas veces con medicinas ayurvedicas cómo parte del tratamiento.

Quizá pecamos de precavidos, pero nos sentimos más seguro si viajamos con cobertura médica. Y no sólo por la salud, también al incluir seguros sobre nuestro equipaje y documentos uno viaja un poco más tranquilo.

Si, somos precavidos.

Si, somos precavidos.

¿Entonces?

Es una cuestión a meditar. Queda en cada uno.

Lo que sí te podemos recomendar es un comparador y cotizado de distintos planes y empresas de asistencia al viajero en linea: Asegura tu viaje.

Ahí pueden analizar en base al tipo de viaje y duración que seguro se ajusta mejor a sus necesidades. Con toda esa información al alcance de la mano tal vez sea más fácil tomar una decisión.

Suerte!

Suerte!