Es raro escribir sobre un lugar que uno visitó hace mucho (algunos años, ¿Cuánto será mucho?). Más raro es cuándo se siente que ese lugar lo sigue acompañando a uno.  Más raro cuándo con demasiada frecuencia recordás algo que tiene que ver con ese lugar. Ya en el extremo de las rarezas es nuestro caso, cuando casi que no era el destino que elegías para tus vacaciones. Bah, ganas de ir sí, pero… no sé, prejuicios quizá.

Fue durante Julio/Agosto del 2010 que empezamos a barajar la posibilidad de ir a pasar Año nuevo y Navidad allá. Claro, quién no vio mi Pobre Angelito. Navidad en NY tiene su encanto. Además Papa Noel está a tono con el clima.

Y así esa locura empezó a tomar forma. (Muchas de nuestras locuras van tomando forma!!) Trámites, Visas, Pasaportes, Pasajes. El hospedaje lo teníamos.

Con nuestros hospedantes

Con nuestros hospedantes

Con cuantos prejuicios viajamos. Prejuicios en tanto conceptos anticipados y, muchas veces, equivocados. Que sabíamos, lo que vimos en alguna película: Embotellamientos, bocinas, edificios altos, otros más altos, rascacielos, muchos museos, teatros, subtes,  un parque muuuy grande y una estatua hecha para los inmigrantes y EEUU.

Y así viajamos. El mismo aeropuerto tiene un subte que conecta con Manhattan. Salimos de subte y WOW, era como en las películas!

El frio y la emoción se sentían. NY es otra de esas ciudades que es para caminar. Subir por una calle, bajar por otra, tomar una diagonal, y perderse. Y si te cansas de caminar, más de 6 líneas de subte con ramales que te llevan a todos lados. Hasta cruzan el rio!

Central Park sin nieve

Central Park sin nieve

Paisajes del Central Park

Paisajes del Central Park

Nótese la rama sobre el río

Nótese la rama sobre el río

Mismo río, pero con nieve.

Mismo río, pero con nieve.

Haciendo un poco de memoria… cuánto frio, cuánto caminamos, cuántos lugares y cuántos cafés que tomamos! Si bien no somos muy fanáticos del café, uno rico y calentito te salva el momento (además de calentarte las manos).

Autoretrato

Autoretrato

Mas nieve, mas Central Park.

Mas nieve, mas Central Park.

Estuvimos un mes y anduvimos por todos lados. Conocimos Manhattan, alguito del Bronx y bueno, Brooklyn… llegamos hasta el famoso puente no más. Hasta nos fuimos a Washington.

Casablanca pero sin el piano.

Casablanca pero sin el piano.

Atardecer en el obelisco.

Atardecer en el obelisco.

Capitolio.

Capitolio.

Uno suele confundir Nueva York con consumo DESENFRENADO. Pero es mucho más, y ese mucho más es lo que acompaña. NY no es sinónimo de EE.UU. Sí, es una de las ciudades más importantes pero su esencia y encanto va por otro lado, hay que buscarlo. Hay que perderse caminando, tomar un subte hasta el sur para volverse caminando, hay que entrar a todos los museos y teatros, hay que pararse en una esquina y m i r a r.  Es una ciudad para ser mirada.

Todavía se siente a John Lennon por las calles de NY.

Todavía se siente a John Lennon por las calles de NY.

Museo Ciencias Naturales

Red Light (and White Cars)

Red Light (and White Cars)

Y un día hubo tormenta de nieve, y al otro día apareció todo nevado...

Y un día hubo tormenta de nieve, y al otro día apareció todo nevado…

Hay muchas maneras y modos de conocer NY, esta es una de las tantas. Perdiéndose en NY.

¿Qué recorrimos? Mucho. Estuvimos en el Central Park (con y sin nieve), Grand Central (estación de trenes enorme), Casi todos sus museos (Cs. Naturales, MeT, MoMA), Varios teatros (desde Broadway hasta una función de ballet – El Cascanueces, obvio), muchas jugueterías, la catedral, la ONU (Si, Naciones Unidas tiene su edificio en EE.UU), el SOHO, Wall Street, Ground Zero, Brooklyn Bridge, China Town, Little Italy, al famoso Zoo del Bronx (donde prometimos no ir más a un Zoo – esa es otra historia) y claro, la Señora Libertad, su estatua y la isla Ellis. Entre otras muchas más cosas.

Un poco de sol cruzando el Brooklyn Bridge.

Un poco de sol cruzando el Brooklyn Bridge.

Una mirada distinta del puente.

Una mirada distinta del puente.

En el gigantesco zoológico del Bronx

En el gigantesco zoológico del Bronx

Museo Ciencias Naturales. Seguro que lo viste en una película.

Museo Ciencias Naturales. Seguro que lo viste en una película.

Por ejemplo, el patinaje sobre hielo fue un clásico. Bah, el clásico fueron las sucesivas caídas.

Haciendo equilibrio.

Haciendo equilibrio.

NY no aburre, o al menos es muy difícil aburrirte. Hay de todo y para todos los gustos.

Esos raros peinados nuevos o postmodernismo en NY.

Esos raros peinados nuevos o postmodernismo en NY.

Particular e insistentemente es la multi – cultura, los museos, lo cosmopolita, lo tan distinto pero tan igual, lo parecido pero tan diferente, las esquinas. El caminar y entrar en unas calles donde todo es chino, y los carteles están en chino y uno no sabe si se tele trasporto al otro continente y seguir caminando y pasar por el Gospel, y entrar al MoMA y buscarla a Frida, y ver a Van Gogh en el MeT, y ver 5 Mc` Donalds en una cuadra y sentarte en un banco del Central Park y mirar la nieve o el lago. Todo eso sin un punto en el medio.

El frío no era una sensación

El frío no era una sensación

La ciudad desde otro ángulo.

La ciudad desde otro ángulo.

Es una ciudad que fascina. Enamora. Y queda guardada y acompaña. Al ver una película y decir “Yo estuve ahí”, al buscar una pintura y saber que allí había tantos originales, al pensar en el teatro, al entrar a un museo. Al ver Buenos Aires, también tan linda que también fascina y enamora.

¿Será la libertad solo una estatua?

¿Será la libertad solo una estatua?

Recomendaciones:

Si vas en invierno llevate guantes, cámara de fotos y un cd de John Lennon.

Aclaración:

Cualquier referencia relacionada con una película es mera coincidencia.