09:00 AM

Llegamos a la estación central de Viena. Día de sol, parece que va a hacer mucho calor. Austríacos desesperados nos vienen de frente con intención de tomarse el subte. Suponen que nosotros somos locales y entendemos todos los carteles a la perfección, pero no es así. Es la hora pico de oficina, esto pasa en todo el mundo.

Bratislava -18

10:00 AM

Me gustaría encontrar algo de le época de Checolosvaquia le dije a L. Al mismo tiempo, el tren arriba a Bratislava. Estamos livianos, dejamos todo el Viena. Al pedo uno carga con tantas cosas en la mochila.

El plan es venir por el día. Ya tenemos el alojamiento cubierto en Viena y está cerca, si nos gusta venimos otra vez ¿Poco tiempo para un país con una corta historia? Podríamos decir que Eslovaquia tiene poco más de 20 años, pero sería un absurdo. Que sea una nación reciente no le quita su pasado histórico.

Bratislava -4

Así de lejos estábamos

Así de lejos estábamos

10:30 AM

Dimos muchas vueltas hasta encontrar el colectivo correcto que nos lleve al centro histórico de la ciudad. ¿Nadie habla inglés? Y eso que “Centro/Centrum/Zentrum” suena bastante parecido en todos los idiomas. Finalmente dimos con el colectivo en cuestión.

A los pocos minutos se abre un claro ante nosotros. La autopista, legado de los comunistas, cruza el río Danubio rápidamente. Desde Budapest que no lo veíamos, me pregunto si aún se acuerda de nosotros. (a veces está bueno creérsela un poco y suponer que el rio Danubio se podría acordar de uno)

Arriba, a la izquierda, se ve el Castillo de Bratislava. Ese sí que no es de los comunistas. Muchos se sorprende de que no lo hayan tirado abajo.

Bratislava

El río Danubio

Bratislava -3

 

Bratislava -1

11:00 AM

Ya empezamos a recorrer el centro histórico. Se presta para caminar. Esquinas pintorescas, plazas, estatuas de bronce, fuentes, y cúpulas bien europeas. Se dice que acá estuvo Napoleón, lo vimos representado en un banco de plaza.

Bratislava -7

Bratislava -5

11:25 AM

También estuvieron acá los rusos, los húngaros, los nazis, los austríacos. Bratislava siempre fue segunda capital o ciudad importante. Incluso, cuándo era parte de Checoslovaquia era la segunda. Ahora cobró el prometido y merecido protagonismo.

Con el castillo de fondo

Con el castillo de fondo

13:00 PM

Improvisamos un almuerzo. Compramos jamón, queso gouda y brie, pan, papa fritas, algún jugo frío y chocolate. Gastamos menos de 5 euros. Si bien la moneda es el euro, a comparación con otras partes de Europa es muy barato.

Bratislava -6

13:45 PM

Empezamos a caminar. Bajo un puente vemos a una chica cantando con su guitarra. Al lado, un cochecito con un bebe de 6 meses. La piba no tendrá más de 20 años. Cruzamos miradas, sonrisa interna y seguimos caminando.

En ese momento no sabíamos que ese día la íbamos a cruzar 3 veces más en distintos puntos de la ciudad, ni que unas semanas después la íbamos a volver a ver en Praga. También cantando con su bebe bajo un puente.

14:00 PM

La ciudad está llena de estatuas. Muchas tienen más sentido que otras. Algunas, ni incluso los eslovacos saben que representa. Por ejemplo vimos una estatua de un bombero. Nadie sabe porque está ahí, pero es ícono de la ciudad.

Acá también, se dice, hubo brujas. A ellas no les hicieron monumento

Bratislava

Famosa estatua del bombero

Bratislava -14

15:30 PM

Buscamos un Mc Donald’s y hacemos uso de los baños, del wifi y de aire acondicionado. Cuándo sentimos que abusamos mucho de la empresa decidimos salir rumbo al castillo. Antes, nos compramos media sandia.

El castillo queda cuesta arriba. Callejones con escaleras. Hace muchísimo calor. Tomamos un atajo. Resulta que nos confundimos. Cuándo llegamos arriba, todos rojos y transpirados, los europeos nos miran raro. No hacemos caso, nos sacamos las zapatillas y nos tiramos bajo un árbol.

Desde acá la vista al castillo es mucho más linda.

Vista del castillo

Vista del castillo

17:00 PM

Se dice que la foto más famosa de la “Primavera de Praga” fue tomada en Bratislava. También que la revolución de terciopelo (Velvet revolution) comenzó a gestarse en estas calles. Esas que hoy estamos caminando.

18:45 PM

Una iglesia azul. Parece de malvavisco o algo parecido. Es pintoresca pero no hay explicación muy certera de su color ni de su función.

Bratislava

La iglesia azul

Bratislava -16

En frente, un hospital abandonado. Dicen que lo hicieron los comunistas. Ahora la mayoría de la salud es privada, los hospitales públicos son patrimonio de la memoria. Según una eslovaca de nuestra edad: “Eran terribles los rojos, hacer un edificio tan feo. Yo por suerte nací en una clínica normal. ¿Quién iba querer atenderse ahí?” Por lo bajo le respondimos que quizá ahí querían atenderse quienes no podían pagar la salud privada, pero no hizo mella en nuestra respuesta. Creo que porque no nos atrevimos a decirla en voz alta.

Bratislava

El hospital abandonado

19:00 PM

Misma chica, misma ideología. Los únicos comunistas que quedan son los viejos que vivieron en Checoslovaquia. Para ella, son comunistas porque es lo único que conocen.

Bratislava -10

20:00 PM

Tomamos el tren de vuelta a Viena. Todavía es de día. El atardecer es impresionante. Se presta para leer.

21:30 PM

Llegamos al hostel. En la calle está todo cerrado. Salimos a buscar un puesto de kebab. Tras mucho buscar encontramos uno. Se pone contento de que somos argentinos. De regalo, nos pone más carne.