Category: Info útil
¿Qué llevar y cómo armar tu mochila de viaje?

Parecen ser dos preguntas sencillas, pero no lo son. Detrás del “qué llevar” se esconden muchos (o pocos) secretos, estilos y tipos de viaje. Lo mismo, detrás del “cómo armar” la mochila. Esto no pretende ser una guía definitiva ni nada parecido. Es sólo nuestra experiencia, las reflexiones a las que llegamos luego de estar cargando por casi tres años las mochilas en nuestras espaldas y por hacer de ellas nuestro hogar itinerante.

Si aún no tenés mochilas de viaje, si aún no te decidiste o no sabes qué mochila comprar, te recomendar comenzar por nuestros CONSEJOS PARA COMPRAR UNA MOCHILA DE VIAJE. Dicho eso, seguimos.

¿QUÉ LLEVAR EN LA MOCHILA?

mochilas - como - armarla - 2

Depende mucho del viaje que hagas. No es lo mismo viajar por el Sudeste Asiático en verano, o en Siberia en invierno. Tampoco es lo mismo un viaje por Europa de ciudad en ciudad que uno por la Patagonia con carpa, aislante y calentador. Es importante conocer el clima y el estilo de viaje que buscamos. Eso delimita bastante lo que vamos a llevarnos.

Cada cosa que llevemos es algo que vamos a tener que cargar en nuestras espalda.

Cada pantalón de más va a pesar, cada potecito de crema va a pesar y cada par de zapatos “por si voy a un lugar elegante” van a pesar. De este modo, la regla del “quizá me es útil” o “lo llevo por las dudas” no aplica. Salvo, que uno sea una especie de superhéroe y pueda caminar buscando un hotel en Nueva Delhi con 25 kilos en la espalda y 40 grados de calor. Nosotros no podemos, y aprendimos a ser minimalistas: a llevar lo mínimo indispensable y a vivir simple.

No hace faltan ocho camisas, quizá dos son suficientes. O al menos, nosotros llevamos pocas y las lavamos todas las noches a mano para sacarles la transpiración del día. Lo mismo con la ropa interior y las medias. Y si no te gusta lavar tu ropa, también podes mandar a lavar. Pero tampoco se trata solo de llevar poco y lavarlo, también uno puede ir comprando ropa a medida que el viaje avance. Por ejemplo, sólo cargó un único pantalón largo y con el uso que le doy, comenzó a romperse. No tenía otro pantalón “por las dudas”, por lo cual no me quedó otra más que ir al mercado y comprar otro a un muy buen precio. Lo mismo con el frío. En Rusia nos agarro el invierno, y en un local de segunda mano compramos ropa térmica (de no haber sido así, la hubiésemos cargado sin usarla por más de seis meses en la mochila).

Hay que aplicar el sentido común y ser criterioso. En mi caso, suelo pensar que me llevaría. Lo anoto en un papel y luego, tacho la mitad de las cosas. Y así y todo, cargo cosas de más. Últimamente, estoy aplicando la técnica de los “20 días”. Si algo no lo use durante los últimos 20 días, significa que está de más. Por lo cual, lo donó o lo intercambió con otra persona. Eso sí, para viajar con poco hay que ser desapegado. Y no es fácil, nada fácil.

Dicen que el peso de la mochila no debe ser superar el 25% de nuestro peso corporal. A nosotros eso, nos parece mucho. En mi caso, trato de que mi mochila de 55 + 10 litros grande no supere los 12 kilos (lo ideal serían 10, lo sé). En cambio, la mochila de Lucas de 65 + 10 litros no supera los 15 kilos. A su vez, cada uno lleva una mochila de mano dónde ponemos las cosas de valor (cámara, computadora, mapas y cuadernos que necesitamos tener a mano).

mochilas - como - armarla -1

LO QUE HAY QUE LLEVAR

  • Al menos, dos mudas de ropa. Si algo se esta lavando, hay que tener otra cosa para ponerse.
  • Un rompevientos, piloto, chubasquero o campera de lluvia. Como te guste llamarlo!
  • Un pañuelo, sobre todo las mujeres. Muchas nos veces nos van a pedir que nos tapemos la cabeza, los hombros o las piernas para entrar a algún sitio. Es importante conocer el código de vestimenta del país que visitemos.
  • Un pareo o pañuelo grande también es útil. Sirve como sábana para los trayectos nocturnos en tren, sirve como lona para la playa o como mantel para un picnic improvisado. También, fue nuestra sabana en India. Allá, las condiciones de limpieza son otras.
  • Trata de llevar cosas que combinen entre si o que no sean muy llamativas. Mismo, los colores oscuros se lavan más fácil que ese lindo pantalón blanco.
  • Repelente de mosquito + protector solar. Los efectos de su ausencia son conocidos por todos.
  • Botiquín: Para nuestro primer viaje largo viajamos con un botiquín enorme. Teníamos todo, incluso pócimas para picaduras de serpiente (bueno, tanto no pero si muchos medicamentos “por las dudas”). Lo que nos pasó es que como no nos gusta automedicarnos, cada vez que nos sentimos mal acudimos al seguro médico. Y siempre, nos dieron los medicamentos. Por lo cual, salvo algún ibuprofeno no tocamos nada de nuestro botiquín. Cuando pasó un año, estaba todo vencido y tuvimos que tirarlo. Ahora viajamos con un botiquín pequeño que solo lleva curitas, algún analgésico, algo para el malestar estomacal, Pervinox y Caladryl para las picaduras. Nada más, para el resto confiamos en Asegura tu viaje.
  • Termo o botella para cargar agua + tazas y juegos de cubiertos. No son indispensables, pero si están se les da uso. El termo nos viene muy bien para cargarlo con té y soportar las esperas del autostop. Las tazas, nos permiten inventarnos un café por ahí y los juego de cubiertos nos salvaron en nuestros primeros días en China (ahora, somos expertos en palitos chinos) y en India. Come arroz con la mano derecha no es algo podamos hacer sin desperdiciar la mitad del plato.
  • Para nosotros también es útil llevar bolsitas Ziploc, toallas compactas, candados, hilo y aguja, encendedor, adaptadores, una zapatilla (nos ha pasado encontrarnos con un solo enchufe y muchas cosas por cargar), fotocopias del pasaporte y un pequeño kit de higiene personal (no siempre hay champú y esas cosas).

¿BOLSA DE DORMIR, CARPA, AISLANTES?

Depende del destino del viaje y del estilo de cada uno. Para nuestro viaje por India y el Sudeste asiático sólo llevamos bolsa de dormir que nos sirvió bastante. Sobre todo para las veces que hicimos Couchsurfing o cuando nos tocaban sábanas muy muy sucias (cosas que sólo pasan en India).

Ahora, para Rusia y Asia Central la carpa nos vino muy bien ya que hay muchos sitios impresionantes donde se puede acampar libremente. Incluso, más de una vez nos salvo cuando haciendo dedo (autostop) se nos vino la noche. Pero… una carpa + dos bolsas de dormir + dos aislantes inflables pesan. Si bien todo es compacto y ocupa poco espacio no dejan de ser 5 kilos extras que cargamos en total.

¿CÓMO ARMAR LA MOCHILA DE VIAJE?

Lo ideal es viajar con una buena mochila que sea cómoda y funcional, sobre todo en lo que se refiere a la distribución del peso entre nuestros hombros, espalda y cadera. Para que la mochila nos sea cómoda, hay que armarla bien. Una buena mochila mal armada es igual a nada.

Si la mochila es de calidad, trae varias tiras y sujetadores. No son de facha, sino que son para ajustar lo mejor la mochila a posible a nuestro cuerpo. Si pesa mucho, va a ser incomoda por más tiras y ajusten que tenga. Es importante ajustar a nuestra altura y contentura corporal. Lo ideal es una vez que este armada (es decir, con peso) ajustar el cinturón, la pechera y los hombros. No nos tiene que apretar, pero no tiene que quedar suelta. Lo ideal es ajustar, soltar, apretar un poquito más hasta que las sintamos cómoda.

DISTRIBUCIÓN DEL PESO

No sólo se trata de seleccionar que llevarnos sino, también, de cómo llevarlo. Es decir, cómo armar la mochila. Muchas mochilas traen varios bolsillos, cierres externos y compartimientos. Esas son lo ideal. Nadie quiere desarmar toda la mochila para buscar el par de medias térmicas que quedaron en el fondo. Pero además de simplificarnos la vida viajera, los compartimientos nos permiten distribuir el peso. Por ejemplo:

  • En la parte de abajo es ideal no poner mucho peso. Las bolsas de dormir, el botiquín, el termo vacío, las ojotas, la toalla, en fin… algo que no pese mucho y que necesitemos que este a mano. Casi siempre, el compartimiento de abajo tiene un cierre exterior.
  • Junto a la espalda lo que más pesa: carpa (si no la vamos a usar esa noche), cuadernos, libros.
  • Hacia el exterior y en el extremo superior, lo ideal es poner la ropa. Nosotros solemos enrollarla para que ocupe menos espacio e intentamos armar una especie de tetris para que no nos queden huecos o espacios vacíos. Un poco de fuerza ayuda a dejar todo lo más compacto posible. A la hora de poner la ropa, también hay que pensar un poco y ser ingenioso. Dejemos más cerca de la superficie lo que vamos a necesitar en el corto plazo. Nadie quiere armar y desarmar toda la mochila, todos los días.
  • En los bolsillos exterior solemos guardo el champú, el repelente, el protector solar, los cepillos de dientes, etc. Un buen modo de saber si el peso quedo equilibrado es intentar pararlas. Si se caen de costado es que algo quedo más, cuando más se sostenga por si sola, menos se va a sentir el peso.

363_web_RSpacken_1_insidelinks_mitLogo

El siguiente video explica de manera muy didáctica como armar la mochila de viaje. Está en inglés, pero se puede activar la opción de subtitulo.

CONCLUSIÓN

No hay modos únicos. Cada quien encontrada el modo más útil de armar su mochila, sabrá que es necesario llevar y sabrá cuando es momento de dejar parte del equipaje. Lo bueno de viajar liviano es que nos da libertad, nos permite ser flexibles y nos enseña que a fin de cuentas no necesitamos tantas cosas como nos hace creer. Durante tres años vivimos con los 12 kilos que llevamos en la espalda, y sabemos que aún cargamos muchas cosas de más.

¿TODAVIA TE FALTA LA MOCHILA? LEÉ NUESTROS CONSEJOS PARA COMPRAR UNA MOCHILA DE VIAJE.

Consejos para comprar una mochila de viaje

Cada vez que alguien quiere emprender un nuevo viaje, una de las primeras cosas que se le viene a la cabeza es qué mochila llevar. Porque elegir la mochila correcta es elegir, en definitiva, al compañero de viaje más importante. Es el que te permite caminar buscando un hotel, o te facilita las cosas al trasladarte de un lugar a otro.

mochila-2

Lo mejor es tomarse un tiempo para elegir la mochila correcta y así ahorrarse dolores de espalda y rodillas. Además, si se invierte en comprar una mochila buena, esta va a durar varios años.

Por la importancia que tiene y por las preguntas que nos llegan decidimos escribir algunos consejos para tener en cuenta a la hora de comprar una mochila:

1) Tené en claro que uso le vas a dar a la mochila

Esto te va a dar la pauta de que mochila mirar. Si estás pensando en un viaje largo seguramente necesitarás un poco más de litros que para un viaje de un fin de semana. Tampoco es lo mismo si la vas a usar sólo para trasladarte de una ciudad a otra o si las vas a usar para caminar por la montaña llevando carpa y bolsa de dormir.

Aunque para muchos sea desconocido, el mundo de las mochilas técnicas es enorme, y hay modelos para todos los tipo de actividades.

2) Comprobá que se ajuste a tu tamaño

Si bien la mayoría de las mochilas son regulables, hay algunas que se adaptan mejor a determinados tamaños, como así también hay mochilas de hombre y de mujer. Buscá alguna que se adapte a vos y la sientas cómodo.

3) No compres litros de más por las dudas

Uno de los primeros errores es pensar “me compró una mochila grande para que entre todo”. Es verdad, entra todo, pero luego eso se traduce en peso en la espalada. Lo mejor es no exagerar y saber que entre 50 y 70 litros está la capacidad necesaria para un viaje largo. Ludmila tiene una mochila de 50 litros, y yo una de 65.

4) Material resistente al agua

Sea para caminar por la montaña como para ir de viaje en la ciudad, la lluvia siempre es una posibilidad. No es necesario que la tela sea 100% resistente al agua, porque la ventilación es algo también importante. Pero saber que soporta una pequeña lluvia sin cubre mochilas para mi es suficiente. Siempre busco que sea de un material liviano pero grueso.

5) Varios compartimentos

Yo soy de la idea de que cuantos más compartimentos tenga la mochila mejor, y también que tenga varios cierres de acceso. Por lo menos un compartimento abajo y otro arriba y bolsillos de costado. Pero los bolsillos que no sobresalgan, sino que ocupen el espacio interior de la mochila.

6) Doble cierres

Siempre es mejor buscar mochilas con cierres dobles. Por un lado por si uno se rompe podemos usar el otro. Por otro lado, para poder poner un candado en caso de ser necesario.

7) Cinturón y tiras acolchonadas

Para un agarre más cómodo y más confort buscar que las tiras de los hombros como de la cintura no sean tan finitas así no nos aprietan la piel. Lo ideal es que sean como una pequeña almohadilla.

8) Considerá el peso de la mochila por si misma

Dependiendo del material de la mochila va a ser el peso de la misma. El ideal es una mochila ultra liviana con material resistente. El problema de este ideal, es el precio que se paga. Es buscar el equilibrio entre resistencia y liviandad.

NUESTRA EXPERIENCIA

mochila-1

Mi primer mochila la compré en un outlet de un supermercado en Buenos Aires. La elegí sin saber mucho y sorprendentemente salió buena. La usé para ir a Tucumán, recorrer la costa atlántica caminando, Bolivia, la Patagonia, el norte Argentino y Perú.

La primer mochila de Ludmila la compramos en el mismo supermercado y fue pésima. Apenas duró un viaje.

Para el viaje largo a India decidimos invertir un poco más en el asunto. Necesitábamos mochilas que duren al menos un año. Ludmila se compró una mochila marca NEXXT de 55+15 litros y yo recibí una de 70 litros sin marca y un poco incómoda.

No vamos a ser injustos con ellas porque fueron grandes compañeras de viajera pero al cabo de tres años de viaje comenzaron a pedir recambio. Fue ahí cuando Deuter India nos contactó. Nos obsequiaron dos mochilas y podemos afirmar que, sin dudas, el salto de calidad se nota.

No sólo en la aerodinámica de las mochilas, sino en la calidad de los cierros y tiras. Incluso en el peso y los agarres.

A Ludmila le dieron una Deuter Futura Vario 50 + 10. Lo especial de esta mochila es el sistema de ventilación que tiene en la espalda. Lo que hace que casi no transpire al usarla.

A mi me dieron una Deuter Air Contact 65 + 10. La ventaja es que la siento mucho más liviana que la anterior. Y eso que en la mochila llevo carpa, aislante y bolsa de dormir.

mochila-3

CONCLUSIÓN

Una mala mochila puede ser nuestro peor enemigo. Lo mejor es tomarse su tiempo y buscar bien. Internet está lleno de videos y reviews. Y si bien no somos fanáticos de las grandes marcas, en la mochila (y el calzado) es algo en lo que no escatimaríamos gastos.

UNA BUENA MOCHILA NO ES COMODA SI NO ESTÁ BIEN ARMADA. LEÉ NUESTROS CONSEJOS PARA ELEGIR QUE LLEVAR Y CÓMO ARMAR LA MOCHILA DE VIAJE.

El dilema del seguro de viaje

Cuando uno comienza a planificar un viaje, sea corto o largo, son varias las cuestiones a resolver. Armar el itinerario, elegir qué hacer y cómo puede ser la parte divertida, pero tener que empezar a pensar en el cambio de monedas, la necesidad de tramitar alguna visa previa o de contratar un seguro de viaje puede no ser lo más entretenido. Pero eso también es parte del viaje.

Si no queres terminar así, mejor seguir leyendo...

Si no queres terminar así, mejor seguir leyendo…

¿Qué es?

El seguro de viaje vendría a ser una cobertura o garantía de que si llega a pasar algo durante el viaje, uno está protegido. Sobre todo si se tratan de emergencias. Pero no es sólo para enfermedades o accidentes, muchos seguros también incluyen asistencia legal o indemnización por pérdida de equipaje entre otras cosas.

¿Qué incluye?

En general la gran mayoría incluye:

– Asistencia médica en caso de enfermedad o accidente
– Medicamentos asociado a algunas de estas emergencias
– Odontología de emergencia
– Compensación por perdida o retraso de vuelos
– Asistencia ante robo o perdida documentos de viaje
– Compensación por perdida de equipaje
– Asistencia Legal
– Repatriación sanitaria o fúnebre

La asistencia al viajero cubre cuestiones relacionadas con la “emergencia”. Es decir, un control de rutina o una visita al dentista para que te blanquee los dientes no va a estar incluida.

Claro, las cirugías plásticas no entrarían...

Claro, las cirugías plásticas no entrarían…

Hay varios tipos de coberturas y distintos el planes que cubren un monto distinto por cada uno de los ítems. También influye la duración de la cobertura -hay desde 30 días hasta un año- y los destinos dónde operará. Hay coberturas especificas, cómo ser para Latinoamérica, para Estados Unidos, para Europa y otras para el mundo entero.

¿Vale la pena contratarlo?

Es cierto que es muy útil y convincente tener una buena cobertura, pero lo cierto es que no es algo barato. Muchos nos escriben preguntándonos si vale la pena o no. Es una pregunta muy personal y que tiene que ver con cada uno.

Quizá contratar un seguro pone en crisis el presupuesto pero una operación de emergencia en Singapur puede ser más cara. Pero que el no contratar un seguro de viaje no es un impedimento para viajar.

Después no digas que no te avisamos!

Después no digas que no te avisamos!

¿Es obligatorio?

Algunos países te exigen para poder ingresar tener un seguro médico. Así ocurre en el continente europeo. Para poder ingresar es necesario tener un seguro que cubra más de 30.000 euros (aunque no siempre lo piden). Incluso muchas de las famosas visas de vacaciones y trabajo (work and holidays) también lo exigen.

Un dato importante, antes de contratar un seguro te recomendemos que verifiques si tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria no tiene algún beneficio relacionado. La mayoría de las cuentas bancarias ofrecen 90 días de cobertura gratuita. Y si no, casi siempre hay beneficios de 2×1.

Por otro lado, muchas obras sociales ofrecen cobertura en países limítrofes o por periodos limitados de tiempo. Otras ofrecen un servicio de reintegro con un valor máximo.

¿Por qué si?

Nosotros siempre viajamos con cobertura. Somos de la filosofía del “más prevenir que curar”. Conocemos casos de amigos que enfermaron de Dengue en Laos, que tuvieron que ser operados de emergencia por apendicitis o que se quebraron algún hueso en alguna montaña. No queremos ser fatalistas, pero las cosas te pueden pasar. Sea en tu barrio o en la Conchinchina y si ocurre la mala suerte de que te pase, mejor estar en buenas manos.

También conocemos casos de personas que se enfermaron (incluso, quedaron embarazadas) en India sin tener cobertura. Al ser tan barata la salud allá, no valía la pena tener una cobertura en dólares.

Conclusión, es una asunto de lo más personal y muy relativo.

Homer 2

Nuestra experiencia

Llevamos dos años viajando y pocas veces nos enfermamos. Alguna infección en Varanasi, una otitis en Puri (dónde el médico nos atendió en la calle) y más de una diarrea del viajero, pero no muchos más.

Cómo no nos gusta automedicarnos ni nada parecido, siempre recurrimos al seguro médico y en menos de 12 horas tuvimos un diagnostico en mano. Muchas veces con medicinas ayurvedicas cómo parte del tratamiento.

Quizá pecamos de precavidos, pero nos sentimos más seguro si viajamos con cobertura médica. Y no sólo por la salud, también al incluir seguros sobre nuestro equipaje y documentos uno viaja un poco más tranquilo.

Si, somos precavidos.

Si, somos precavidos.

¿Entonces?

Es una cuestión a meditar. Queda en cada uno.

Lo que sí te podemos recomendar es un comparador y cotizado de distintos planes y empresas de asistencia al viajero en linea: Asegura tu viaje.

Ahí pueden analizar en base al tipo de viaje y duración que seguro se ajusta mejor a sus necesidades. Con toda esa información al alcance de la mano tal vez sea más fácil tomar una decisión.

Suerte!

Suerte!

Couchsurfing y el arte de dormir en sillones ajenos

¿Te pasó alguna vez de escuchar hablar de “Couchsurfing” y no tener idea de que se trata? ¿Dudaste si se trataba de un plato típico de Asia o de un animal de la Sabana Africana? A no desesperar, acá te contamos de que se trata esta manera de viajar que ya supo conquistar nuestro corazón.

¿QUÉ ES COUCHSURFING?

Una comunidad virtual de viajeros que viene funcionando desde 2004 en todo el mundo. Su traducción al español sería algo así como “surfeando sillones” y de eso se trata. Lo importante: es un espacio gratuito de intercambio y ayuda a la hora de viajar. En Couchsurfing (CS) hay tres formas principales de participar:

  1. Como anfitrión o “Host”: Ofrecés tu casa para alojar viajeros de todas partes del mundo. Y si no podés alojar, quizá podés compartir una tarde o una cena funcionando como anfitrión en la ciudad que residís.
  1. Como huésped o “Surfer”: Sos vos quien esta viajando y quién busca un sillón donde dormir. O un anfitrión local para reunirte e intercambiar experiencias.
  1. También, podes asistir a los eventos de couchsurfing donde los miembros de cada ciudad se reúnen periódicamente para intercambiar opiniones, experiencias, etc.

Los roles no son fijos. Dependiendo de momento y las posibilidades de cada uno, uno verá donde y como puede participar. Lo que tiene que quedar claro es que no hay dinero de por medio. Nunca, jamás ni bajo ninguna circunstancia debe haber dinero de por medio. El objetivo es buscar y propiciar un encuentro e intercambio legitimo entre quienes participamos de la red. Y eso solo se logra a través del respeto entre ambas partes. CS no es la excusa para dormir de arriba ni la oportunidad de conseguir novia. La filosofía es otra (lo cual no quita que no nos vayamos a encontrar con gente que lo vive de otra manera).

Seguramente en este momentos nuestros padres se estén agarrando la cabeza y dudando de nuestra seguridad. Seguro que a vos también se te están cruzando muchas preguntas. Intentaremos responderlas.

¿CÓMO PUEDO PARTICIPAR DE COUCHSURFING?

Para participar no necesitas mucha más que una cuenta en CS (https://www.couchsurfing.org). Se obtiene de manera gratuita. El siguiente paso es casi el más importante, crear el perfil. Es tu carta de presentación, de eso dependerá que alguien te elija como huésped o como anfitrión. No es lo mismo ver un perfil en el que se nota que le dedicaron tiempo que uno casi vacío. Adjuntar fotos siempre ayuda. Cuantos más campos estén completos mejor. En el perfil se encuentra la información general sobre la persona y sobre el “sofá”. Es decir, si es una cama o una bolsa de dormir, si esta en el medio del living o en un cuarto aparte, si hay mascotas y detalles de esa índole. A veces nos han tocado cuartos en suite y otra en pisos duro con cartón a modo de aislante. Lo bueno es que uno ya está avisado.

Y hay que tener en cuenta que si estás viajando por países donde no hablan tu lengua, lo ideal va a ser armar tu perfil también en inglés.

Algo muy importante: no es necesario ser anfitrión para poder ser huésped ni viceversa. Por ejemplo nosotros nunca alojamos a nadie, pero siempre pensamos que cuando estemos en Buenos Aires lo vamos a hacer.

¿QUÉ TENGO QUE TENER EN CUENTA PARA ENVIAR UNA SOLICITUD?

En este momento hay que ser intuitivo, inteligente y sincero con vos mismo.

CS funciona bajo un sistema de referencias. Después de haber alojado o “surfeado” hay que dejar una referencia a la otra persona. Las referencias pueden ser: Positivas, neutras o negativas.

Entonces, a la hora de mandar una solicitud o “Couch request”, además de buscar la ciudad donde te vas a alojar, hay que prestar atención a los perfiles y a las referencias. Ciertos perfiles cuentan con un tilde verde, significa que está comprobada la identidad y dirección de esa persona.

Nosotros solemos dedicarle mucho tiempo a esta momento. Solemos mirar a los “candidatos”, leer con atención sus perfiles y las referencias. Elegido el candidato, enviamos la solicitud. También solemos tener un plan B o C, pero no mandamos todas las solicitudes a la vez porque corremos el riesgo de que varias personas nos acepten y luego tengamos que inventar excusas para no ir. Es importarte, también, mandar las solicitudes con tiempo. Si envías un día para el siguiente, es difícil que te acepten. Nosotros solemos mandar con una semana te anticipación.

Al prestar atención a estos aspectos (perfil y referencias) las posibilidades de sufrir una mala experiencia se reducen. En este punto decimos que es seguro. Uno sabe a quién le esta enviando. Lo mismo para la otra parte, por eso es importante dedicarle tanta atención a este punto. Si somos repetitivos sepan entender.

“LAST MINUTE REQUEST”

En casi todas las ciudades existe un grupo online llamado “de último minuto” o de emergencia. Sirve para caso excepcionales donde necesitamos contactar con alguien a último momento. Uno puedo buscar alojamiento por estos grupos, pero no es lo recomendado.

¿Y AHORA?

Prepárate para disfrutar de la experiencia. Sabe que al no mediar dinero, se ponen otros valores en circulación. Se respetuoso, se sincero, se ordenado, y adaptativo, y espera lo mismo de la otra parte. No estas pagando un hotel, por lo cual no actúes ni esperes que actúan como si eso fuera. El respeto por la otra parte es fundamental, o por lo menos para nosotros. De no ser así, no tendría sentido participar de esta comunidad.

Entonces si no hay dinero, seguramente se están preguntando de que intercambio estamos hablando. Nosotros apostamos al intercambio cultural sobre todo. Por eso al viajar y alojarnos en casas de locales prestamos mucha más atención a sus costumbres, sus principios y su lógica. Lo mismo ellos de nosotros ¡Sobre todo cuándo les convidamos un mate!

NUESTRA EXPERIENCIA

Por eso, CS no se trata solamente de un sillón gratis donde dormir. Se trata de aprender y enriquecernos con la experiencia de otras personas, de otras culturas y de otras maneras de ver las cosas. Siempre fuimos partidarios de conocer los lugares al modo “local”, es decir, viajar en transporte público, comer en los mercados o donde come la gente del lugar y CS nos brinda, incluso, la posibilidad de vivir en la casa de un local.

Taiwan x 2

Taiwan x 2

Cocinando en India

Cocinando en India

CS nos brindó experiencias increíbles, como recorrer la mítica ciudad de Calcuta (India) de la mano de un indio más dos taiwaneses. En Vientiane (Laos), conocimos un chino que alquilaba una casa aparte exclusivamente para recibir a viajeros. Llegamos a ser 8 personas en su casa!

En la casa de Whitney

En la casa de Whitney

CS!

En Da Lat (Vietnam), conocimos una malaya enamorada de un holandés que alquilaba una casa con un cuarto extra, exclusivamente para CS. También a una vietnamita que nos hizo probar el mejor cafe de Ho Chi Minh City.

Couchsurfing -7

Couchsurfing -6

Y en Mumbai (India), tuvimos la suerte de cenar pasta casera con vino tinto en un piso con hermosas vistas a la ciudad. Cómo si la pasta fuera poco, nuestros “hosts” se ocuparon de que suene Piazzolla toda la noche.

Vista desde "nuestro" cuarto

Vista desde “nuestro” cuarto

Tenemos en claro que cuándo estemos instalados en algún sitio nuestro sillón figurará en la lista de sillones disponibles.