Seguimos brindando información útil para todos aquellos viajeros y aventurados que quieren conocer India. La última vez les compartimos algunos de los consejos que nos hubiese gustado oír antes de visitar India por primera vez (allá en el año 2013). Días atrás, también, publicamos una serie de consejos y recomendaciones especificas para mujeres que están por viajar a India. Somos conscientes de que no todo se puede prever y que la suerte y el destino tienen su porcentaje de actuación, pero creemos que a la suerte hay que ayudarla. De ahí, estos consejos.

Pero muchas preguntas que nos llegan son sobre la salud, el cuidado y la higiene en India. No hay dudas sobre la variada geografía del país, tampoco sobre la superpoblación (de personas, de insectos y de roedores), el hacinamiento constante y la polución de las grandes ciudad. Las condiciones no son para nada las mejores. En el norte uno puede sufrir mal de altura y en el sur dengue o diarrea. No queremos ser alarmistas pero en India uno tiene que tener cuidado y estar con las defensas altas. Cómo dicen, mejor prevenir que curar. Dudamos que alguien quiera tener una mala experiencia en sus viajes por eso somos conscientes de que siempre hay que tener ciertos cuidados.

Madurai - India -1

Antes de viajar

Antes de salir de viaje, en general, solemos visitar el departamento de Medicina del viajero. Sea en un hospital público o en una clínica privada, la mayoría de las ciudades cuentan con asesoramiento para viajes.

Son consultas cortas. En base al itinerario del viaje, la época del año y a la historia clínica de cada uno se recomiendan ciertas vacunas, cuidados, y medicamentos complementarios. No es una visita obligatoria pero si sirve para aclarar dudas y tomas las precauciones necesarias según la zona que visitemos.

Vacunas

Cualquier sudamericano que quiera visitar India debe presentar un comprobante de vacunación de la fiebre amarilla (ya que tenemos el riesgo de ser portadores). En general, lo suelen pedir a la hora de tramitar la visa pero a nosotros nos lo han pedido, también, en el aeropuerto antes de ingresar al país.

Luego, podemos darnos más vacunas pero ya es a modo de prevención y queda en cada quien aplicárselas. En nuestro caso, las vacunas que nos recomendaron fueron:

  1. Polio (refuerzo)
  2. Hepatitis A y B (refuerzo)
  3. Antitetánica (refuerzo)
  4. Rubeóla
  5. Rabia
  6. Difteria
  7. Encefalitis japonesa (no se consigue en Argentina)

También se recomienda vacunarse contra la varicela, meningitis y tuberculosis.

Botiquín

Además de las vacunas necesarias en Medicina del viajero nos indicaron cómo preparar un buen botiquín. En términos generales es importante llevar analgésicos, antibióticos de amplio espectro, antiespasmódicos, antihistamínicos, antidiarreicos, descongestivos y elementos de primeros auxilios (Pervinox, apósitos, vendas, etc.).

En nuestra experiencia, llevamos un botiquín muy grande y fue inútil. La mayoría de los remedios se nos vencieron y no nos enfermamos ni para usar una tableta completa de ibuprofeno. Además, las pocas veces que no nos sentimos bien asistimos al médico ya que no nos gusta automedicarnos. En el hospital nos dieron todos los medicamentos que nos recetaron por lo cual tampoco tuvimos posibilidad de usar los que ya teníamos.

Una sola vez tuvimos que comprar unas gotas humectantes para los ojos y fuimos directamente a la farmacia. Con un mínimo de inglés pudimos hacernos entender. Nadie nos pidió receta ni prescripción medica.

En caso de que necesiten medicación crónica quizá si es importante que viajen con la receta y con el nombre de la medicación en inglés.

Seguro médico

Es el dilema de muchos viajeros. Nosotros somos de los que prefieren prevenir que curar. Quizá por ser clásicos, por ya estar un poco viejos o por lo que fuere pero siempre que visitamos India lo hicimos con un seguro médico ya contratado.

Por suerte, pocas veces lo utilizamos pero siempre fue muy cumplidor. Brindándonos la atención médica y las medicinas recetas sin la necesidad de tener que pagar (o devolviéndonos la plata contra reembolso).

En nuestros últimos viajes al país contamos con la cobertura de ASEGURA TU VIAJE. Les recomendamos que coticen con ellos que tipo de cobertura les conviene más en base a su tiempo de viaje e itinerario.

Enfermedades y problemas comunes

Una persona pesimista podría decir que todas las enfermedades y problemas son comunes en India. Es cierto, no es un país desarrollado y muchas personas aún viven en condiciones indignas. Pero si tenemos que decir rápido cuales son los principales riesgos a los que se exponen los viajeros, podríamos decir:

I. Diarrea del viajero

El 90% de los viajeros que visitan India son presos de la diarrea. Sea más leve, más larga, con más o menos dolor de panza, más de una vez sentimos que nuestro cuerpo no nos pertenecía y tuvimos que correr al baño (aunque sea al feo y maloliente baño del tren).

Por más que uno tome precauciones, la comida de por si es tan distinta que el cuerpo tiene que reaccionar de algún modo. Además a eso se suma las pocas condiciones de higiene de los restaurantes y puestos de comida.

El mayor riesgo de la diarrea es la posible deshidratación que puede venir después. Es importante tomar mucho agua y consultar al médico si la diarrea es frecuente. Quizá puede tratarse de parásitos, bacterias o como nos pasó a nosotros, y devenir en una fuerte infección urinaria.

Samosas - Masa frita rellena de papa y muchos condimentos

Samosas – Masa frita rellena de papa y muchos condimentos

II. Malaria y dengue

Si bien en muchas regiones de India ya no hay riesgo de malaria, hay zonas dónde aún se registran casos. Con el dengue pasa lo mismo.

Para la malaria se puede tomar medicación pero en nuestro que queríamos viajar más de seis meses continuos por el país, era demasiada medicación con demasiados riesgos secundarios.

Decidimos matas dos pájaros mosquitos de un tiro y confiar en el repelente de mosquitos. Si los mosquitos no pican, no hay riesgos de malaria ni de dengue.

Lo ideal es ponerse repelente al menos dos veces por día (sobre todo en el amanecer y atardecer). Por las dudas, nosotros también le echamos a la ropa. Siempre utilizamos repelente con DEET de al menos 15% y procuramos dormir con mosquitero y/o ventilador.

El mosquitero y el repelente también sirve para espantar otros insectos como las famosas chinches que viven en el colchones y en los asientos de los autobuses.

III. Problemas respiratorios

En las grandes ciudades, la polución no es un problema menor. Además del smog se junta el polvo y la tierra acumulados más las montañas de basura que están ahí desde hace años.

India huele mal y no es recomendable tragarse todo el polvo y mierda que flota en el aire. Personas con problemas respiratorios y/o alérgicos tienen que tener cuidado en las grandes ciudades.

kerala-5

IV. Infecciones

Las hay de todo tipo y están a la orden del día. Nada mejor que generar los propios anticuerpos.

Ante el primer sintoma de fiebre, les recomendamos que estén alerta y no se dejen estar.

V. Rabia

No sólo los perros tienen rabia, India está llena de monos. Los hay más salvajes o más agresivos. En general suelen tener muy poco miedo de los humanos y están dispuestos a robar tus galletitas, botellas de agua o anteojos de sol. El mayor problema de los monos en India son las mordeduras. Muchos tienen rabia y no dudan mucho a la hora de pegar un mordiscón. ¡Tengan cuidado!

Consejos

I. Comer en lugares concurridos

El primer y gran consejo es comer donde haya gente. Muchos restaurantes turísticos suelen estar vacíos. Lo mejor es ir donde la comida circule, de esa forma nos aseguramos de que es fresca.

II. Siempre agua embotellada

Lo mejor es tratar de evitar el agua de la canilla. Sobre todo en las grandes ciudades. Siempre es recomendable comprar agua embotellada. Algunas ciudades tienen agua potable y muchas casas tienen filtros, lo que es una buena opción. El método de hervir o utiizar pastillas potabilizadoras siempre funciona.

Muchos optan incluso por lavarse los dientes con agua embotellada, nosotros no lo creemos tan necesario.

III. Verduras frescas y cocidas

Las ensaladas son complicadas en India. Nosotros solemos evitarlas a menos que sea un lugar de confianza, o hayamos lavado nosotros mismos las verduras.

Incluso con la fruta solemos tenes cuidado. En general, si compramos frutas, tratamos de que sea lo más fresca posible y la pelamos nosotros. Previo lavado con agua.

IV. Sentido común

Podríamos extendernos demasiado dando consejos. Cuidado con los fritos, con el picante, cuidado al cruzar la calle, cuidado con el agua del Rio Ganges, etc. No queremos ser pesados ni alarmista. Creemos que el mejor consejos que podemos darles es pedirles que sean sensatos y que tengan sentido común.

Si un restaurant/hospital/alojamiento/persona no les genera confianza, retírense. En India lo más importante es ser intuitivo. Para cuidar la salud, también hay que serlo. Saber escuchar. Si sienten que algo no va bien, no esperen a ver que pasa. Consulten.

***

Esperamos no haberlos asustado y que tengan una buena experiencia en India. Quizá los primeros días sean más difíciles pero con tiempo y paciencia, uno termina adaptándose al caos, al picante y al misticismo. ¡Buen viaje!