El mozo nos mira extrañado, no entiende como solo pedimos dos. Nosotros no entendemos como quiere que pidamos más si solo somos dos en la mesa. A su vez, nos dice el precio en dólares americanos y tampoco entiende porque le decimos que nosotros no manejamos dólares, que por favor nos diga el precio en la moneda local: el dong vietnamita.

El 2×1 en cerveza tienta a varios, más si es en una noche calurosa sentado en una terraza mirando el río. Hay mucho bares para elegir, cada uno con un estilo distinto, y todos están llenos. Elegimos uno un poco alejado a donde llega música clásica de un barco amarrado en la orilla. La ciudad tiene mucho movimiento a las orillas del río Thu Bon. Miles de personas van de un lugar a otro, del mercado al puente, de una lancha a una galería de arte y de una pagoda al bar de la esquina. Pero algo llama la atención. No hay vietnamitas salvo los que trabajan. Los locales no va ahí. Saben que es caro y artificial. Pero a veces no importa, el lugar es lindo y vale la pena recorrerlo.

Hoi An - Vietnam

Las callecitas de Hoi An…

Nuestra habitación esta lejos del centro. Es la casa de un buen hombre que nos la ofreció y nos sirve como punto de partida para volver a la “realidad”. Esa que todavía no es tan artificial, que aún conserva algo propio y legitimo.

Doblando en la esquina esta el centro histórico. Las calles son coloridas y alegres. Todas construcciones antiguas, con muchas casitas coloniales pintadas de amarillo. Es raro ver en Vietnam muchas construcciones antiguas juntas, los yanquis decidieron bombardear todo, salvo este lugar. Por eso existe como un portal para viajar atrás, en el tiempo.

Hoi An - Vietnam

Uno de los tantisimos templos

 En los viajes hay varias dimensiones en las cuales desplazarse. Una, la más fácil, es la espacial, moverse de un lugar a otro. Pero también es posible desplazarse en el tiempo. Los lugares evocan otro momento, las historias, los museos. Viajar es una de las mejores maneras de no quedar atrapados en el presente.

Vietnam - Hoi An

Casas con glorietas y Santa Ritas en flor, y eso que acá es invierno. Allá un local de souvenir inútiles, un café, una sastrería para hombres y una señora que solo sabe unas pocas palabras en ingles: “Hello, you buy me a banana pancake?” Si, es cierto, los números también los sabe. Peor nosotros, no sabemos armar una oración en vietnamita.

Hoi An - Vietnam

Hoi An - Vietnam

Algunos locales son más interesantes que otros

Caminando para el lado del puente se ve un templo chino. A diferencia de todas las demás construcciones, esté es celeste. Nadie lo visita y eso que la entrada es gratis. Inscripciones en chino, sahumerios consumidos y macetas sin ninguna planta. Hace calor y el cielo amaga con largarse a llover. La lluvia y Vietnam son complementarios.

Caminando para el otro lado está el mercado. Asia es un continente especialista en mercados. En muchos países de occidente los solíamos tener diariamente. Con el tiempo se hicieron más esporádicos, todos los sábados por ejemplo. Hoy parecería que se extinguen. Pero acá no. Acá se arman y desarman todos los días a todas horas. E incluso, son temáticos.

Hoi an - Vietnam

El mercado

Este en particular es un poco extraño, su fuerte no es ni los pescado ni las verduras. Sobresalen los souvenirs, remeras, imanes y algún que otro sombrero. Si caminas hasta el fondo podes encontrar algunas frutas, pero eso si, el kilo de mandarinas está en dólares. Las señoras insisten en vendernos algo. Les decimos que no tenemos plata y mucho menos dólares. Se enojan, no nos creen. Somos blancos y rubios tenemos que tener dólares, no puede ser de otra manera.

Baja el sol. Una lancha-colectivo amarra en el orilla. Las señoras comienzan a desarmar los puestos y suben con toda la mercadería, los señores suben con sus bicicletas. Los niños no desaprovechan la oportunidad de seguir jugando a las bolitas. El atardecer se va apagando y comienzan a prenderse las primeras luces del pueblo. Son lámparas de papel, todas de distintos colores y tamaños. Son las 19 y terminó el Happy Hour. Hoy hubo 2 x 1 en cervezas a solo 1 USD.

Hoi An - Vietnam